top of page

To the mess we made




 

Ya no siento más la sombra de los días que han pasado, porque me había convencido de que ya lo había vivido todo, que no habría felicidad como la de antes. "Little did I know" que aún me faltabas tú, y no solo tú, sino todas las cosas que trajiste contigo: las ganas de tocar el cielo y de llegar sin boletos de ida al aeropuerto, y saber que no es el lugar, que es este amor. Y en mi optimismo siento que una espera ha terminado, y el sentimiento que nace rememora aquel incendio de días que creí que solo llegarían con la juventud y su entusiasmo idílico, antes de que cada fracaso sesgara mi capacidad de amar. Qué sorpresa saber que este corazón aún quiere explotar y danzar y gritar, qué felicidad saber que no dejé mis maletas hechas solo para esperar, tengo que encender la luz de ese callejón y caminar hacia tu rumbo, sentir tu abrazo, porque creo que hoy entiendo que aquello no era ocaso.

 

Y aunque me sienta vulnerable porque ya no puedo entender las fronteras de este sentimiento, me llena de un aura misteriosa el recuerdo de tus ojos. Quiero que pasen cien años y diez vidas, y que aún sigas tomándome con tus manos las mejillas, y que con la dulzura del viento, me beses pausadamente y en silencio, y que quede la dulzura de tus labios impregnando la esencia de mil días, en los que estaremos a escondidas, buscándonos en canciones, lunas y flores que llegan con el remitente de un deseo.

 

Porque te deseo de mil maneras y cada una de ellas quiere que sientas todo lo que mereces sentir y que tampoco concibas un segundo sin mí, explorar el romance y sus mitologías y habitar en el imaginario plagado de regocijo, que este destino no era solo un mito y que hoy no me importa tener que recrear con mi mente más vida de la que hemos podido vivir. Esperaré estoico a que suceda, a que el tiempo nos ponga en el mismo capítulo de este cuento. No quiero perseguirte con afán de encontrarte; prefiero quedarme aquí un instante y explorar con mi imaginación las nubes donde podremos saltar, cuando el azar nos permita estar.

Commentaires


bottom of page